abril 17, 2021 1:59 am

NOTIGUARO

De Interés Mundial

Acompañado con su Arpa, Manuel Camero se consolida como solista

La carrera del instrumentista Manuel Camero se enfila a hacer tutoriales y crear un ensamble. Es indetenible en la composición y acompañamiento de cantantes

Septiembre es uno de los meses más importantes para Manuel Camero, lo despide con su cumpleaños y con las buenas nuevas de sus proyectos. El arpista y pianista seguirá consolidándose en un ensamble como solista y estará acompañando a cantantes. También sorprenderá con videos desde la Fundación “Corazón Llanero”, donde producirá y ofrecerá tutoriales para la formación de nuevos músicos.

Se toma muy en serio sus compromisos a 28 años de carrera artística. “Estoy haciendo lo que me gusta, seguir con producciones instrumentales”, dice este barquisimetano, quien no mezquina sus conocimientos y los compartirá a través de mini- tutoriales para debutantes y ejecutantes avanzados. Un trabajo que viene concretando desde hace un año, en un formato atractivo, pensado para esta fundación, a la que llegó gracias a Rey Armas, cantante de música llanera quien con su apoyo logró llegar al equipo.

La pandemia del Covid-19, no lo ha paralizado y nos cuenta que logró dar con cuatro producciones musicales. Allí imprime su versatilidad al incluir temas versionados y otros inéditos, tales como “Criollísimo”, “De todo un poco”, “Mi arpa, mi piano y yo” y “1,2,3 Grabando”. De hecho, asume la música como la mejor bendición de Dios. Una semilla que creció desde su hogar, entre las melodías de su padre Rafael Camero, quien tocaba guitarra, cuatro, bajo y arpa y de su abuela materna Dulce de Sierra quien es cantante y guitarrista.

Una secuencia de este 2.020 que empezó con buen píe. Señala que a principio de año tuvo la dicha de tocar Arpa Güerere, del maestro colombiano Néstor Lambuley. Un privilegio con esta obra para arpa llanera solista, que por primera vez se ejecutó en Venezuela. También con mención especial al ser solista ante la Orquesta Sinfónica Gran Mariscal de Ayacucho, con la multitud de músicos.

De fuertes raíces

Cuando Camero recuerda sus inicios en la música, aclara que empezó como ejecutante de cuatro y luego le ganó la partida, su preferencia por el arpa. Un camino tan experimental que continuó con el piano y hasta formarse en Teoría y Solfeo, Armonía y Piano Complementario en el Conservatorio de Música Vicente Emilio Sojo.

Desde entonces no se conformó con lo empírico y empezó a investigar desde lo académico, para enriquecer su repertorio en diferentes géneros. Fundó la agrupación de música venezolana “Criollísimo de Venezuela” en 1.997.

Fue arpista de la Orquesta Típica del Iuetaeb y luego perteneció a “Santoral”, teniendo el honor de participar en gira internacional hacia a la Expo- Hannover 2000 en Alemania y posteriormente a España. Colombia lo vio alzarse como Mejor Conjunto en el Festival Internacional del Joropo, en Villavicencio.

También figuró en las agrupaciones “Tambores de Santa Bárbara” y “Orquesta Bailable La Playa”. Además de su permanencia como arreglista de la Orquesta Típica Municipal, La Banda de Conciertos del Estado Lara Maestro Antonio Carrillo y de varios cantantes del país. Trayectoria que siguió fuera de nuestras fronteras hacia Alemania, España, Aruba, Colombia, México, Paraguay, Italia, Sudáfrica, Mozambique y Vietnam.

Para conocer un poco más de la brillante trayectoria de Manuel Camero, síguelo a través de sus redes: Facebook, Youtube, Instagram @arponia26

Redacción Zuleydy Marquez