julio 29, 2021 4:53 pm

NOTIGUARO

De Interés Mundial

Irregularidades y protestas en todo el país durante el inicio del Plan de distribución de gasolina

Tras la llegada de dos buques iraníes a puerto venezolano, este lunes comenzó nuevamente el plan de distribución de gasolina a nivel nacional implementado por el gobierno de Nicolás Maduro. Sin embargo, parece que la “solución” durará poco.

Desde este domingo venezolanos en distintas ciudades del país se encontraban a las afueras de las estaciones de servicio sin que les permitieran cargar los tanques de sus vehículos. A primeras horas de este 5 de octubre, usuarios reportaron una protesta en la estación del casco central de San Fernando, en Apure.

A través de las redes sociales se difundió un vídeo en el que los conductores manifestaban su molestia por lo que parece ser otro plan fallido de la izquierda venezolana. “No quieren echarle gasolina al pueblo” denunciaron.

Colas kilométricas en lo que ha pasado a ser una misión imposible cubren a la nación. En la estación de servicio “Las Flores” en Catia, más de 100 motos se encontraban a la espera de poder surtir combustible. Los conductores revelaron estar formados desde las 3:00 a.m.

El estado Lara tampoco escapó de los inconvenientes. En Barquisimeto las personas denunciaron que luego de más de cuatro horas en fila, solo se les permitió cargar 40 litros de gasolina por vehículo. Acción contraria a las declaraciones realizadas por el ministro de Petróleo, Tareck El Aissami.

El representante del oficialismo informó que a partir de este lunes unas 1.571 estaciones de servicio serían reactivadas con la capacidad para surtir el servicio subsidiado y otras para cobrar al precio internacional. Asimismo, detalló que los ciudadanos podrían disponer de un cupo mensual de 120 litros de gasolina para los vehículos de cuatro ruedas y 60 litros en los casos de motocicletas. Por último, advirtió que “estación que esté cerrada será tomata y se le revocará la concesión”.

Menos de dos meses

Según el director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela, Eudis Girot, los 900.000 barriles de gasolina iraní que compró el gobierno nacional para intentar aplacar la crisis generada por la escasez del combustible, alcanzará solo para dos meses.

El sindicalista advirtió que para el próximo mes de diciembre las colas y las protestas volverán al panorama diario debido a las irregularidades en la distribución. “A menos que se aproveche la coyuntura y se tome la decisión de entrar en un proceso de mantenimiento profundo de las refinerías” comentó en una entrevista a El Nacional.

Tanto Girot como el secretario general del Sindicato de Trabajadores Petroleros y Gasíferos del estado Falcón, se han encargado de desmentir las declaraciones de Maduro en las que afirma que tras la reactivación de dos refinerías, el país está produciendo lo necesario para cubrir la demanda interna.

“Se está creando una falsa sensación de que se están recuperando las refinerías porque es un proceso más complejo (…) El problema no se acaba con el digito de placa de un carro, sino restableciendo la democracia y el Estado de Derecho. Luego vendrán inversiones y se recuperara la industria y la producción”.

Redacción Hildamar Chávez / Prensa Notiguaro.com

Abrir chat
Hola comunícate con nosotros
Hola, comunícate con nosotros