julio 29, 2021 6:17 pm

NOTIGUARO

De Interés Mundial

Bolivia repite elecciones generales este domingo #18Oct

Bolivia enfrenta este domingo 18 de octubre, una elecciones generales que se repiten un año después de los fallidos comicios que derivaron en una grave crisis en el país, con la incertidumbre de si servirán para reafirmar la democracia o desembocarán en una nueva convulsión.

El país suramericano se debate en la duda de si tras este domingo habrá un Gobierno salido de las urnas, después de casi un año de interinidad de la mandataria transitoria Jeanine Áñez, o un nuevo estallido de violencia, un temor que desde hace días llevó a muchos bolivianos a acaparar comida y combustible.

RESPETO A LOS RESULTADO

António Guterres se ha sumado en una breve declaración a las voces que instan a respetar el resultado, que en Bolivia puede tardar varios días.

Los comicios del 20 de octubre de 2019 fueron luego anulados entre denuncias de fraude a favor de Evo Morales, que había sido declarado vencedor para un cuarto mandado seguido y que siempre ha defendido fue una victoria lícita, mientras un año después sigue el proceso judicial que investiga qué pasó aquel día.

El secretario general de la OEA, Luis Almagro, subrayó durante esta jornada que el Tribunal Supremo Electoral garantiza que las actas se podrán fotografiar por quien lo desee, aunque el sistema no lo exige de la forma que hacía antes.

UNAS ELECCIONES ESPERADAS Y CON MASCARILLA

Este domingo 7,3 millones de bolivianos están llamados a elegir presidente, vicepresidente, senadores y diputados entre cinco candidaturas, tras retirase tres durante la campaña.

Una de ellas la presidenta interina Áñez, que en esta jornada recordó que la votación se desarrollará con un protocolo de bioseguridad para evitar contagios de covid-19.

La cita con las urnas en Bolivia se pospuso del 3 de mayo al 6 de septiembre y luego al 18 de octubre ante la emergencia sanitaria.

Turnos de mañana y tarde, una hora más de votación, el uso de mascarillas y el distanciamiento social en las filas de votación son algunas de las medidas preventivas, en un país con más de 8.400 fallecidos y cerca de 139.000 positivos del nuevo coronavirus, la mayoría recuperados, entre sus once millones y medio de habitantes.

Esta es la coyuntura en la que Bolivia llega a su cita electoral, en medio de la pandemia y en espera de si el MAS de Morales gana en primera vuelta, pues desde sus filas se ha advertido de que si no es así será por un fraude y habrá convulsión.

O si va a una segunda con el expresidente Carlos Mesa de Comunidad Ciudadana, que ya gobernó en 2003 hasta su renuncia en 2005 también entonces en un país convulsionado.

Con información de EFE

Abrir chat
Hola comunícate con nosotros
Hola, comunícate con nosotros