junio 14, 2021 11:15 am

NOTIGUARO

De Interés Mundial

Ing. Gutiérrez: “El servicio de agua en Lara se encamina a una verdadera debacle en el 2021”

El servicio de agua en el Estado Lara, ya de por sí extremadamente deficiente, se halla encaminado a una verdadera debacle para este año 2021, debido a una serie de circunstancias negativas que se han venido acumulando desde hace tiempo, y a otras que se le van sumando cada día.

Corresponde tal afirmación al ingeniero Julio César Gutiérrez, vicepresidente del Colegio de Ingenieros del estado Lara (CIEL), y especialista en el área relacionada con la materia hídrica.

“Hay una serie de factores que inciden esta lamentable premonición, y se trata, desde hace ya varios años, de una situación de deterioro que se ha venido agravando y agravando en el tiempo” manifestó Gutiérrez.

Embalse Dos Cerritos

En términos generales…  

De entrada, Gutiérrez explicó que  el denominado Sistema Alto Tocuyo en Lara, está constituido por el embalse y la estación de bombeo Dos Cerritos, en el Municipio Morán, y la planta de tratamiento Ciudad de Barquisimeto, en el Municipio Jiménez, es decir, más 55 kilómetros de una tubería  de acero de 60´ de diámetro.

En una especie de prólogo, Gutiérrez explica que “hoy en día, la confluencia conformada por el área metropolitana de Barquisimeto y Cabudare asienta  el 75 por ciento de la población total del estado Lara, equivalente a aproximadamente unos 2.132.570 habitantes.

 “Pero, si agregamos las poblaciones de El Tocuyo y de Quíbor, estaríamos entonces acercándonos a los 2.288.000 habitantes”.

“Toda esa cantidad de personas requiere de 6.620 litros de agua por segundo para atender las necesidades del sector acueducto, tomando en   consideración una dotación de 250 litros/habitantes/día”.

-Son precisamente estas cifras, tanto de habitantes, como de existencia de agua, lo que ha originado ese enorme desbalance en la prestación del servicio del vital líquido, en las zonas y ciudades antes citadas, y que son alimentadas desde el noble embalse  Dos Cerritos.

Principales causas…

  Al preguntársele por las causas que, a su juicio, generan este serio problema de acceso al agua, Gutiérrez expresó:

-Primero, la pérdida de eficiencia en los equipos electromecánicos,  lo cual se debe a que tales equipos ya han cumplido más de 40 años de funcionamiento, por lo que presentan  problemas como desgaste, obsolescencia, cumplimiento de vida útil y deterioro por efecto de la continua corrosión.

-Todo ello incrementa la frecuencia y multiplicidad de fallas, y ello reduce el caudal de captación  de impulsión, y, por ende y  lo más importante, la presión del sistema mismo al momento de la distribución del agua.

Deterioro de la calidad de vida 

También aseveró Gutiérrez que “jamás ni nunca como ahora el sector hídrico del estado Lara había permanecido tan desatendido por gobierno nacional alguno, dado que no se han ejecutado, a sabiendas de que son necesarios,  programas de inversión efectiva de nuevas fuentes hídricas”.

-Esto, fundamentalmente, es lo que ha obligado a Hidrolara a aplicar esas odiosas y enojosas medidas de racionamiento de agua.

POZO 13 DE HIDROLARAFOTO: LAPP07-11-2012

-Por supuesto, una cosa conlleva a la otra: Eso, a su vez, hace que Hidrolara tenga que apelar a los camiones cisternas para distribuir el preciado líquido en una que otra zona del estado, porque, de paso, ni siquiera en cisternas el agua llega a todos quienes la necesitan.

-Y, con esa distribución en cisternas, también llega el riesgo al consumir esa misma agua, que ha pasado, en su recorrido, por serias posibilidades de contaminación.

-Por supuesto, el deterioro de la calidad de vida de los larenses es evidente.

-Por cierto,  ahora  resulta que los potenciales planes de rehabilitación y mantenimiento de los sistemas de distribución del agua potable implican inversiones imposibles de lograr en estos momentos  debido a la drástica caída el producto interno bruto, a causa de  la descomunal hiperinflación que venimos acumulando desde hace ya varios años.

Propuestas

He aquí, muy resumidamente, algunas de las propuestas que, a juicio de Gutiérrez, deben hacerse realidad para poder solventar esa grave situación del agua en el estado Lara:

1°) Establecer con urgencia un programa de mantenimiento de todas las estaciones de bombeo, rebombeo y de producción de los equipos electromecánicos.

2°) Debe asimismo implementarse un programa urgente de sustitución de tuberías obsoletas del acueducto de Barquisimeto.

De acuerdo con Gutiérrez, la capital larense cuenta con  poco más de 1.850 kilómetros de tubería de diferentes diámetros en su red de distribución de agua.

3°) Construcción, por parte del gobierno nacional, del embalse Dos Bocas, en el Estado Portuguesa, que podría solventar el déficit de agua, y, a la vez, consolidar el desarrollo poblacional y agroindustrial de los Municipios Palavecino, Crespo, “Simón Planas” e Iribarren del estado Lara; Páez y Araure de Portuguesa, y Peña del estado Yaracuy, para los próximos 60 años.

Asesor…

 Gutiérrez destaca que, de acuerdo con  la Ley de Ejercicio de la Ingeniería, el Colegio de Ingenieros de Venezuela (CIV) es asesor del Estado venezolano en materias de su competencia, siendo, como se sabe, el agua una de ellas.

En base a ello, explicó, que el CIEL organizó en su sede, en fecha 15 de agosto del año 2.018, el foro denominado “Unidos por el Agua”, en el que se analizaron las  diversas fallas del sistema hidráulico larense  y sus posibles soluciones.

Recuerda que fueron invitados representantes de diferentes sectores públicos y privados.

De los primeros, indica, se invitó al Consejo Legislativo del Estado Lara, Concejo Municipal de Iribarren, Defensoría del Pueblo, Enmohca y la dirección regional del Ministerio de Ecosocialismo y Aguas.

“Sin embargo, ninguno asistió. ¿Qué tal…?”, expresó Gutiérrez

POR: Reinaldo Gómez/Diario elinformadorvenezuela.com

Foto: Cortesía

Abrir chat
Hola comunícate con nosotros
Hola, comunícate con nosotros